Como con todas las habitaciones de la casa, las posibilidades son infinitas, hay que pensar si el espacio va a ser para compartir, para estudiar o para jugar; aunque hoy en día suelen ser dormitorios que aúnan todo.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es si queremos una habitación meramente infantil o por el contrario una que vaya creciendo con el/la.

Si nos decidimos por lo segundo escogeremos los muebles básicos más clásicos, y los complementos irán acordes con la edad y los gustos de los niños, sin olvidarnos de los padres. Por ejemplo: una cama de madera, forja… cambiara completamente dependiendo de la colcha, bouti, edredón nórdico o cojines que nosotros pongamos.

 

infantiles 2

 

El escritorio también es una pieza importante, ya que con tres años se sentara a pintar pero a medida que crezca necesitara un lugar donde realizar deberes, estudiar, poner el ordenador…, con lo cual es más recomendable escogerle con miras al futuro. Sino, siempre puedes comprar una pequeña mesa con una silla para cuando es más pequeño, y según vaya creciendo se vaya adaptando al escritorio más amplio.

 

infantiles 1

 

No debemos olvidar que la silla no ha de ser solo bonita, sino cómoda, ya que pasara mucho tiempo en ella.

A la hora de hablar de almacenaje no solo debemos de pensar en un armario, ya que libros, juguetes y sus pequeños tesoros inundaran la habitación, por lo que serán estupendas unas estanterías, si el espacio del que disponemos no es muy grande podemos colocar bajo la cama grandes cajoneras con ruedas donde guardar juguetes, ropa de otra temporada, libros, etc.

 

infantiles 3

 

Como broche final una bonita y mullida alfombra, en la cual jugara de pequeño y después andará descalzo por ella como todos los adolescentes.